10 TIPS PARA VENDER MÁS

10 TIPS PARA VENDER MÁS en restaurantes, bares y cafeterías. 10 ideas para tu negocio de hostelería.

Hoy voy a darte 10 trucos para vender más en tu bar, en tu cafetería, o en tu restaurante. Ten en cuenta que un pequeño aumento de ventas diario, significa mucho dinero al cabo del año, y una fortuna en diez años. Así que, si tienes un negocio de comida, es muy recomendable que apliques los trucos que encajen en tu modelo de negocio.

1. Ludoteca.

Si tu negocio de comida o café es idóneo para dirigirse a un tipo de cliente familiar, con una ludoteca captarás rápidamente clientes que tengan hijos.

2. Platos grandes.

Ofreciendo exactamente la misma porción de comida, si pones platos más grandes, psicológicamente tu oferta gastronómica será de un nivel superior, por tanto, el cliente estará dispuesto a pagar más por lo mismo. Si te fijas, en la alta cocina siempre ponen platos muy exagerados.

3. Venta dirigida.

Es intentar que el cliente compre más volumen de aquello que, en principio, iba a pedir. Por ejemplo, podemos hacer ofertas para grupos de más de 10 personas. O podemos ofrecer combos, por ejemplo, un desayuno combo que se componga de café, pastas, zumo y fruta.
O podemos ofrecer algunos productos XXL, mucho más grandes de lo normal. O según el modelo de negocio que tengamos podemos ofrecer el servicio de empaque para la comida que sobre, de esta manera los clientes pierden el miedo a pedir más, o a pedir cantidades más grandes. Con la bebida exactamente lo mismo, claramente ofertamos que pueden llevarse la botella de vino si no se la terminan.

4. Distancia de productos.

No es lo mismo tener los productos que vendemos detrás nuestro, en unas estanterías a 2 metros de los clientes, que encima de la barra a 30 centímetros, sólo separando el producto del cliente, con el cristal del expositor. Sin hacer ni decir nada, continuamente estarás tentando al cliente para que se encapriche de aquello que está viendo a tan corta distancia de sus ojos.

5. Olor a comida.

Intenta hacer llegar un agradable aroma al cliente de aquello que vendes. Si por ejemplo haces comidas a la brasa, enciende la barbacoa. Si es posible haz que tu establecimiento huela a leña o carbón, y pon algo de carne, una cebolla y un poco de pan para tostarlo. El olor despertará el interés, (y el hambre), del cliente para quedarse a comer.

6. Recomendaciones.

Un 75% de los clientes no sabe lo que va a pedir cuando entra en un restaurante. Y de esos 75%, un 25% acepta las recomendaciones del camarero que le sirve. Recomienda aquello en lo que tienes más margen de beneficio.

7. Mobiliario.

Si tu negocio se basa en comer en relativamente poco tiempo, usa mobiliario ‘incómodo’. Y si tu establecimiento se basa en comer tranquilamente sin prisas a la carta, usa mobiliario cómodo.
Un mobiliario ‘incómodo’ es el que después de estar unos 20 minutos sentado, el subconsciente del cliente le invita a irse, (aunque el cliente no es consciente). Por ejemplo, unas sillas de madera o de hierro sin cojín es mobiliario ‘incómodo’.
Y el mobiliario cómodo es todo aquello que está acolchado.
Por ejemplo, el mobiliario ‘incómodo’ es ideal ponerlo en modelos de negocio como las cafeterías generalistas, es decir las de toda la vida, y restaurantes de menú diario. Y el mobiliario cómodo, en cafeterías de alto precio, (tipo Starbucks para que me entiendas), y restaurantes que sirven a la carta, o que hagan banquetes de boda, fiestas de cumpleaños y celebraciones por el estilo.

8. Aperitivos.

Si obsequias por gentileza, (sin cobrar), unos aperitivos salados o picantes para que el cliente se entretenga mientras estás preparando aquello que ha pedido, ese cliente siempre tendrá tendencia a beber más, y por tanto a gastar más. Por ejemplo, podemos poner unas aceitunas de cortesía, unas simples patatas fritas de bolsa, unas rodajas de chorizo picante, o unos mejillones bañados con salsa picantita… lo que sea típico en tu país y de la zona donde estés.

9. División de espera.

Si tu modelo de negocio es apto para esta táctica, en lugar de que tus clientes esperen para pedir y recibir el encargo en un solo punto de la barra, podemos hacerles esperar para pedir en un punto y esperar para recibir el pedido en otro punto de la misma barra. No es lo mismo esperar 10 minutos en un sitio, que esperar 5 en un sitio y 5 en otro. Starbucks usa esta truco psicológico.

10. Nombres de los clientes.

Apréndete los nombres de los clientes siempre que puedas. A medida que te vayas enterando de los nombres por las propias conversaciones entre clientes, ve apuntando esos nombres para que no se te olviden. Cuando llamas a un cliente por su nombre las posibilidades de que venga más a menudo se multiplican exponencialmente. Por cierto, Starbucks también usa esta táctica descaradamente.

El canal de YouTube HOSTELERÍA ESTRATÉGICA está dirigido a la hostelería en España y al resto de países hispanohablantes.

JUAN CARLOS LLABERÍA